Utopías de Arquitectura, Urbanismo, Ingeniería

Utopías de Arquitectura, Urbanismo, Ingeniería

NUEVOS ESCENARIOS DEL AGUA

Necesitamos utopías de arquitectura, urbanismo e ingeniería para crear soluciones innovadoras que, mediante la gestión integral, mejoren la relación ciudad-agua. En junio de este año se celebró la segunda edición del BIA Urban Regeneration Forum que este año tuvo como lema “Nuevos escenarios en torno al agua”.  Es un aspecto fundamental en nuestro entorno debido a nuestra localización y la relación histórica que hemos tenido tanto con el mar como con la ría en el caso de Bilbao.

A lo largo de las jornadas del jueves y viernes los ponentes invitados expusieron sus experiencias e investigaciones en relación a diferentes espacios en torno al agua. La mayoría trataron el tema de los puertos, quizás por la relación que tiene Bilbao y otras localidades de nuestro entorno con estos espacios. Los análisis y los casos fueron muy interesantes pero no nuevos. A pesar de estar en un entorno teórico se trataron temas demasiado prácticos y poco utópicos e imaginativos. El lema hacía pensar en escenarios realmente nuevos y con un tratamiento diferente del dado hasta ahora. Es cierto que en su mayoría son planteamientos que en Bilbao podrían ser innovadores, pero de los que existen numerosas referencias en otras ciudades.

Una de las conclusiones más interesantes fue el énfasis que hizo sobre el papel que han tenido los puertos como motor de crecimiento y riqueza y en la necesidad de que este espíritu se mantenga en la regeneración de esos espacios. No haciendo referencia a la especulación de la parcela para el aumento del precio del suelo, sino en generar una nueva actividad diaria fuente de trabajo.

 

El agua como recurso

En el contexto actual de búsqueda de la sostenibilidad en nuestro modo de vida y ciudades, faltaron referencias al agua como recurso. Recurso a proteger y recurso generador.

Recordamos que el uso del agua es necesario en múltiples ámbitos:

  • Doméstico: para cocinar, limpiar y aseo personal.
  • Público: riego y limpieza de espacios públicos y suministro para fuentes.
  • Agricultura y ganadería: para el riego de los campos, alimentación de animales y limpieza en general.
  • Industrial: para el proceso de fabricación de productos, limpieza de espacios.
  • Generación de energía: generación de energía eléctrica en centrales o para funcionamiento de molinos…
  • Vía de comunicación: para transporte de mercancías o de pasajeros.
  • Deportivo y de ocio: vela, submarinismo, windsurf, natación.

 

Escenarios de agua

La mayoría de las actividades que se proponen son de; hostelería (bares y restaurantes), megaproyectos (centros de convenciones, filarmónicas,…), edificios de oficinas corporativas y/o edificios residenciales de lujo. En la mayoría de los casos estos usos pueden estar en cualquier otra localización, salvo por las vistas, y que presentan escasa interacción con el agua. Como cita Patricia Molina Costa en en su artículo “El urbanismo negociado en la regeneración del south boston waterfront” en relación al caso de Boston; “el frente marítimo se está convirtiendo en un gueto de lujo”.

Son necesarias ideas y propuestas más audaces y que se adapten a los nuevos retos y estilos de vida. En relación a las ponencias que enfatizaban el uso de puertos, los bordes de mar y ríos son más que una infraestructura de transporte.  Algunas propuestas de actividades que dependen de la presencia del agua y que necesitan desarrollarse en los entornos próximos a ellas para generar actividad aprovechando la cercanía de este recurso son:

  • Salinas o plantas desalinizadoras.
  • Plantas de purificación de aguas.
  • Embalses de recogida de agua de lluvia para su utilización municipal.
  • Plantas de tratamiento biológico del agua de lluvia.
  • Espacio de regadío asociado a huertas urbanas.

Lo verdaderamente innovador y quizás transgresor es darle la vuelta a estas actividades que pueden ser muy prosaicas, a espacios agradables y colectivos. Un ejemplo de esta práctica es la Planta de tratamiento de residuos situada en Copenhague y realizada por el estudio BIG. Se trata de un edificio que sustituye a la planta antigua, para crear una nueva planta de energía que transforme los residuos en la calefacción y electricidad del distrito. El equipo se puso como objetivo que el edificio que abarca este programa, a priori poco atractivo para la sociedad, se convirtiese en nuevo destino colectivo urbano. Para ello no sólo buscan una envolvente bonita del edificio, sino que aprovechan el tamaño del edificio para crear una pista de esquí en la cubierta. Además usan el humo (inocuo) que sale de las chimeneas como proyecto artístico y educativo, dándoles forma de anillos de 200kg de CO2.

Es importante determinar el cómo pero también el qué. Se deben pensar nuevos usos vinculados al presente y futuro de la forma de vida de las personas. No se puede idear la ciudad en la era de la información y la sostenibilidad anclados en el análisis de las tradiciones de hace un siglo.

 Pilar Saiz Coria

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save